La Real Fábrica de Paños de Brihuega se iluminará de morado el 23 de junio en señal de apoyo a las enfermedades raras

La noche de San Juan, uno de los monumentos más emblemáticos del Jardín de la Alcarria se sumará al día Internacional del Síndrome de Dravet para ayudar a visibilizar una enfermedad catalogada como rara, que necesita ser investigada ya que en la actualidad no tiene cura. La pedanía de Yela se sumará a esta iniciativa, iluminando de morado la fachada de su iglesia románica
Brihuega se solidariza con las enfermedades raras. Como no podía ser de otra manera, los florecidos campos de lavanda de la Provenza Alcarreña invitan a vestirse de morado el próximo 23 de junio, día internacional del Síndrome de Dravet, en apoyo a la investigación de esta enfermedad. Así, uno de los monumentos más emblemáticos del municipio, la Real Fábrica de Paños verá iluminados sus muros para apoyar la causa.
El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer el Síndrome de Dravet, un tipo de epilepsia infantil que en la actualidad no tiene cura. En España existen varias organizaciones dedicadas a la promoción de la investigación de este síndrome epiléptico, con el convencimiento y el apoyo científico de que su cura, cada día, está más cerca.
“Nos parecía una iniciativa magnífica y, como municipio, queremos apoyar esta lucha para dar a conocer este síndrome para, entre todos, siendo conscientes de su importancia, contribuir a su investigación y cura”, explica el alcalde, Luis Viejo.

Deja un comentario