Pastrana volverá al Renacimiento en la XVI Edición del Festival Ducal

Desde hace meses Pastrana se prepara para viajar en el tiempo a mediados de julio. Sus calles y patrimonio siempre tan limpias y cuidado, respectivamente, se convertirán en el mejor escenario posible para que la localidad alcarreña retorne a la época de esplendor que vivió cuando el amor imperecedero que sintieron  la Princesa de Eboli, Doña Ana de Mendoza y de la Cerca, y su marido, Don Ruy Gómez de Silva, el I Duque de Pastrana, transformó una aldea medieval en una próspera e industriosa villa ducal.

Se va a celebrar entre los próximos días 13 y 16 de julio, y este año tendrá guiños al aniversario de la llegada de los tapices a villa ducal, en 1667, pero fundamentalmente se centrará en el personaje más querido por los pastraneros: la Princesa de Eboli, a quien va dedicado el espectáculo central del evento, que lleva por título ‘Ana de Mendoza, de dama a cautiva’.

Entre el 13 y el 16 de julio se va a celebrar la XVI edición del Festival Ducal de Pastrana, un evento que, a partir de aquellos personajes, nace del respeto de los vecinos Pastrana por su historia y sus costumbres. Son ellos mismos, los pastraneros, quienes lo representan, donde sucediera realmente y con todo lujo de detalles, en la que es una bella metáfora de cómo la Villa Ducal quiere convertir su patrimonio material e inmaterial en el motor del desarrollo rural en el siglo XXI.

Cada edición se dedica a un personaje, o evento. Y, si los últimos recrearon la llegada fundacional de Santa Teresa a Pastrana (2015), y el V Centenario del Nacimiento de Ruy Gómez de Silva (2016), en esta próxima edición habrá un guiño al aniversario de la llegada de los tapices a la Colegiata de Pastrana, hace ahora 350 años. El IV Duque de Pastrana, Rodrigo de Silva y Mendoza, responsable de que hoy día se conserven en la Villa Ducal, recibirá el reconocimiento que merece. “Dicen que será él mismo quien pronuncie el pregón”, anticipa Javier Gumiel, director artístico del evento. Tendrá lugar el 13 de julio, a partir de las 20:30 horas de la tarde.

Justo a continuación, la escritora Almudena Arteaga, descendiente de la Princesa de Eboli, va a recibir el premio que lleva precisamente ese nombre, con motivo del vigésimo aniversario de la publicación de su primera novela, un libro titulado, como no podía ser de otra manera, e igualmente, ‘La Princesa de Eboli’. “La novela rescató del maltrato histórico y del olvido mediático a la persona y al personaje de la Princesa de Éboli, algo fundamental para Pastrana por lo que ha significado en la promoción turística de la Villa Ducal”, destaca Ignacio Ranera, alcalde de Pastrana, por lo que la literata recibirá, con todo merecimiento, la distinción con la que el municipio reconoce la labor de quienes ayudan a promocionar su buen nombre.

Antes, como cada año, la Villa Ducal rendirá homenaje a las tres culturas que convivieron en paz y armonía, magnífico ejemplo, en su seno: cristianos, judíos y moriscos, mediante la recreación histórica de la Pastrana del siglo XVI en dos escenarios emblemáticos,  bellamente conservados ambos, la Plaza de la Hora y la Plaza de los Cuatro Caños. Después de la entrega del premio, la Banda de Música de Pastrana, especialmente engalanada para la ocasión con sus trajes de músicos de la época, interpretará un concierto basado en repertorio renacentista que llevan meses ensayando, de la mano de su director, el valenciano Pascual Suñer.

El viernes, día 14 de julio, comenzará con redoble de tambores y títeres por las calles de Pastrana. La música precederá la apertura del mercado del Siglo de Oro, y lo ambientará después.  Más de cuarenta puestos circuirán la Plaza de la Hora con sus viandas, enseres y artesanías de estos y otros tiempos. Además, ese mismo día, quedará abierta la exposición de los trajes que se confeccionan en el taller de costura, y que, sin lugar a dudas, son uno de los grandes atractivos del Festival Ducal. Entre febrero y octubre, de acuerdo con exhaustivos estudios que analizan desde las telas a las formas de los trajes, son los propios pastraneros quienes confeccionan estas verdaderas joyas del vestuario, que luego lucen, dándole vida a la Villa Ducal en los distintos espectáculos del Festival. Algunos de los mejores quedarán expuestos en el mismo patio del Palacio de Covarrubias, “en una muestra que realmente merece la pena pararse a contemplar en sus pormenores”, valora Inmaculada Taravillo, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pastrana.

Por la tarde, a partir de las 19:30 horas una primera representación recreará el cortejo fúnebre por  Pedro González de Mendoza (1570-1639), arzobispo y obispo de Sigüenza, tercer hijo de Ruy Gomez y de Ana de Mendoza, que se hizo cargo del señorío de Pastrana tras la muerte de su hermano. El cortejo fúnebre con las exequias de Don Pedro, llegará hasta la Colegiata. Allí, el grupo The Labyrinth of Voices, sabiamente dirigido por Miguel Angel Cañamero, interpretará, poniéndole fin al cortejo, un recital de época que lleva por título ‘Un funeral para la Casa de Eboli’. Por la noche, el Grupo de Teatro Popular de Mondéjar representará, en esta ocasión en otra emblemática plaza, como es la del Deán, también recientemente reivindicada con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Declaración de Pastrana como Conjunto Histórico-Artístico en 1966, la obra ‘El Cristo mendocino’.

El sábado,  día 15 de julio, comenzará igualmente con el desfile de tambores y los títeres. Como cada año, el Festival tendrá también sitio para la divulgación de la cultura, de la época recreada. A partir las 13 horas,  José Fernando Pancorbo hablará sobre ‘La Celestina y su descendencia en la Venecia del siglo XVI’. Después de ser disertada, música de la época la subrayará con dos piezas renacentistas.

A partir de las ocho de la tarde del sábado, llegará el momento cumbre del festival. A medida que baje el calor, subirá la intensidad de los acontecimientos. Don Rodrigo de Mendoza, IV Duque de Pastrana, saldrá a la gran balconada del Palacio Ducal para anunciar en esta ocasión que llega lo  más granado del evento, primero con la representación, por parte del grupo de Teatro Moratín de Pastrana de un entremés, nada más y nada menos que de Miguel de Cervantes: ‘El viejo celoso’, publicado en 1615.

A partir de las 23 horas de la noche, empezará el gran espectáculo ‘Ana de Mendoza, de dama a cautiva’. Toda Pastrana se involucra en la representación de este espectáculo que ha escrito, y dirige, Javier Gumiel. “El año pasado terminamos con la muerte de Ruy Gómez de Silva. Con esta representación nos adentramos en los últimos años de la vida de nuestra Princesa, que transcurren entre la muerte de Ruy, hasta la suya, recreando sucesos acaecidos en Pastrana, Madrid, Pinto y Santorcaz”, anticipa su autor y director.  La escenificación tendrá lugar sobre el mismo gran escenario colocado frente al Palacio Ducal.

El domingo, día 16 de julio, el cortejo de trajes de época recogerá a los príncipes en Palacio,  y los llevará hasta la Colegiata, para escuchar la Misa de Angelis. De regreso a Palacio, escucharán  una segunda e interesante conferencia, que disertará en esta ocasión el historiador alcarreño Aurelio García López, y que lleva por título ‘La historia de la industria papelera en Pastrana’. Una exhibición de aves rapaces en la Plaza de la Hora y un último concierto de música renacentista que correrá a cargo del Trío Renacimiento Luchetti/ Besteiro/Bosh  despedirán el viaje en el tiempo de Pastrana.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies