De las Tortillas de Guadalajara

Mucha gente de Guadalajara recordará un bar (no daré más datos), donde el propietario cortaba las tortillas con la alargada uña de su dedo meñique. El buen hombre era fiel seguidor de aquello de que lo que no mata engorda. Y pese que todos los sabíamos seguíamos acudiendo allí y comiendo tortilla.Tortilla

Hoy casi 30 años después, dentro de la Unión Europea y con “carneses de manipuladores de alimentos” hay en sitios que por desgracia, la cosa no ha cambiado mucho. Sin ir más lejos, yo llevaba mucho tiempo comprando el pan en el mismo sitio, todo muy limpio y ordenado, con panes de distintos sabores y olores: candeal, con nueces, con frutos secos, chapata, de pueblo, etc. La combinación era perfecta, productos de gran calidad con la simpatía de la persona que atiende. Nos conocíamos desde niños e incluso de vez en cuando intercambiábamos algún chascarrillo.

Pero, quizá por la falta tiempo, quizá por no ir a posta hasta allí, terminé cambiando de sitio y comprando el pan donde me pillaba de paso. Hasta que pasó lo que pasó y me hizo pasar del sitio y dejar de pasar al sitio.

Leer más>>

Por

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.