Devoción y música protagonizan la fiesta patronal de Morillejo en honor a la Inmaculada

  • La tradicional charanga del aguardiente salió el sábado en procesión por las calles del pueblo a partir de las tres de la mañana, y con dos grados bajo cero.

Inmaculada Morillejo1Morillejo ha celebrado con su proverbial devoción por la patrona del pueblo la fiesta en honor a la Inmaculada Concepción. Pese al frío y la lluvia, las casas del pueblo se llenaron de “rondajos” para participar en uno de los momentos más entrañables del año en la localidad.

Casi todas las actividades del amplio programa de festejos tuvieron lugar en la carpa que se instaló en la Plaza Mayor. La música empezó a sonar el vienes por la noche, en la discoteca móvil, y no paró en todo el fin de semana. Además de las celebraciones tradicionales, la comisión de festejos convoca cada año muchas propuestas para que los vecinos de todas las edades puedan disfrutar en estos días. Para los niños, viernes, sábado y domingo hubo talleres de maquillaje, “batukada”, pintacaras y manualidades con materiales de reciclaje.

En la tarde del sábado, los mariachis visitaron la localidad, para satisfacción de los mayores, muy aficionados a sus sones mejicanos. La Década Prodigiosa tomó el relevo de los guitarrones y trompetas aztecas. A partir de las tres de la mañana, la charanga del aguardiente continuó con la música para, con dos grados bajo cero, recorrer una por una las casas de pueblo. Al escuchar las jotas de la comparsa, y pese a las horas y el frío, todas las puertas habitadas se abrieron para compartir con los músicos ambulantes orujo, bollos y el churú, que se cata por primera vez a estas alturas del año, después de que haya madurado lo suficiente en los cocederos morillejanos.

El domingo, de nuevo los niños fueron protagonistas, en los juegos y talleres que la comisión había preparado para ellos. El momento central de la jornada fue el de la caldereta, a la que acudieron más de doscientas personas. El sábado, el alcalde pedáneo de Morillejo, Teodoro Benito y Francisco Javier Benito, diseñador del escudo local, recibieron una placa como distinción a su colaboración. Por la tarde, llegaron a Morillejo los personajes animados y castillos de hinchables de Espectáculos Mota. La actuación de la rondalla antigua, y después de la orquesta Zero, prolongaron la música hasta altas horas de la madrugada.

Hoy lunes, Morillejo ha celebrado el día de la Inmaculada con la misa cantada por los propios “rondajos”, que han estado acompañados por la charanga El puntillo de Mondéjar. Los vecinos del pueblo sienten gran devoción por la Inmaculada, patrona del pueblo, a la que salvaron de la quema en la Guerra Civil cuando la enterraron junto a otras imágenes, protegiéndola así de las llamas. Después de que Luis Sotodosos subastara los palos hasta en tres ocasiones, según la costumbre, en dos plazas del casco urbano y a la entrada a la Iglesia, salía el último pasacalle, en esta ocasión escoltado musicalmente por la comparsa mondejana. Acompañando a los morillejanos en la celebración han estado la concejala de Cultura y teniente de alcalde, Mayte Blanco, encabezando la delegación municipal.

 

Deja un comentario

 

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies