Diez pastraneros le dirán adiós a la niñez en la Ronda de los Quintos de 2015

  • Declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial, se celebra anualmente a caballo entre los días de San Antón y San Sebastián, este último, patrono del pueblo.

Migas_y_Gachas_2014Pastrana celebrará en los próximos días las dos fiestas locales, entrañables ambas, que personalizan el enero de la villa ducal.

El sábado, día 17, los pastraneros volverán a encender las hogueras en torno a la Ermita de San Antón, que también lo es de la Virgen del Val, localizada a la entrada del caserío. El paraje fue rehabilitado recientemente como espacio medioambiental de la mano del del Taller de Empleo Pastrana Villa Medieval.

La costumbre es asar carne en las ascuas que van quedando y que en pueblo coma junto, compartiendo viandas y vino en la bota. A las cuatro de la tarde, el párroco local, Emilio Esteban, bendecirá los animales que los pastraneros quieran acercar a la celebración. Y como no hay santo sin dulce, y el típico de estas fechas en la villa ducal son las “caridades”. También se bendicen en la Ermita para luego comerlas de postre todo el mes.

Ese mismo día, a partir de las 22:00 horas, saldrá la Ronda de los Quintos de Pastrana. Siempre se había rondado a los mozos que ese año iban a cumplir su servicio militar. Después de que llegase la profesionalización del ejército, la costumbre trocó para rondar a los chicos que llegan a la mayoría de edad.

Como mandan los cánones, partirá de la casa del alcalde, para recorrer después todos los barrios de la villa, empezando por el Albaicín, para seguir por el Melgar, La Castellana, y terminar en la ya peatonal Plaza de los Cuatro Caños. Los músicos itinerantes buscan las fachadas y balcones en las que viven los quintos del año, a los que les cantan las coplas típicas de la fecha.

Esta tradición, declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial, supone una especial emoción para las familias de Pastrana porque simboliza el adiós a la niñez de un ser querido, con la carga emotiva que significa que la música de la jota subraye ese cambio. Las coplas se cantan, en plena calle y desafiando el frío, hasta altas horas de la madrugada, y es típico que en cada casa, los padres del homenajeado ofrezcan bollos, chocolate y un buen trago de aguardiente o anís con el que los cantantes afinan las gargantas y los guitarristas entran en calor.

El domingo, día 18 de enero, los pastraneros, y todo el que se quiera acercar, convocados por la Asociación de Jubilados de la villa ducal a las 14:00 horas, degustarán las típicas migas y gachas, que en este caso será acompañada musicalmente por los Dulzaineros de Guadalajara. El escenario, si el tiempo lo permite, será la Plaza del Deán, en la que el año pasado se repartieron más de 1.000 raciones.

El 20 de enero, Pastrana celebra San Sebastián, patrono de la villa. A partir de las 12:00 horas de la mañana habrá misa y procesión, en honor al Santo, que será musicalmente acompañada por la Banda de Pastrana, dirigida por Pascual Suñer.

 

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies