El gran nacimiento de Trillo se presenta por primera vez al Concurso Provincial de Belenes

  • Desde 2007 se instala en el paraje de las cascadas del río Cifuentes un belén con figuras de gran tamaño que se amplía con nuevos personajes y oficios a imagen y semejanza de los que fueron tradicionales en Trillo.

El gran nacimiento de Trillo se presenta por primera vez al Concurso Provincial de BelenesEl Ayuntamiento de Trillo va a presentar su belén al aire libre, o nacimiento, palabra esta última más utilizada en la comarca, al Concurso Provincial de Belenes, en la categoría C para Asociaciones, Colegios y Entidades. Desde al año 2007, primera vez en la que se compuso el nacimiento en su actual ubicación y con su particularísima disposición, el número de figuras no ha hecho sino crecer hasta el centenar de piezas que tiene el de estas navidades.

El belén trillano tiene tres particularidades: las figuras son de gran tamaño, de aproximadamente noventa centímetros de alto; utiliza como decorado el magnífico espacio natural que componen las cascadas del río Cifuentes en su caída hacia el Tajo, y por último, las figuras reproducen los oficios tradicionales de Trillo.

Desde el mismo momento en el que se terminó su montaje, la semana pasada, se ha convertido en el foco de atención de propios y extraños. Está al aire libre, pero también profusamente iluminado, por lo que es un reclamo tanto de día como de noche. El lugar, elegido igualmente por el director cinematográfico Antonio del Real para rodar algunas de las escenas de la película “El río que nos lleva”, confiere al conjunto una belleza indudable. Además, y con motivo de su presentación al concurso, se han cuidado con mimo todos los detalles, con una nueva disposición de los espacios y caminos entre unos y otros conjuntos de figuras.

Al igual que en la realidad, que ocurre sólo unos metros más abajo, también el escenario recrea la desembocadura del Cifuentes en el Tajo. En la isla que queda entre ambos ríos está el herrero, el panadero, el carpintero -se dice que los trillanos construyeron las puertas de la catedral de Sigüenza- el esquilador, las lavanderas que realmente trabajaban a pocos metros de donde está la figura que las representa, los comerciantes, el hortelano, el pescador y un viticultor, además de las figuras tradicionales. Por último, también es nueva este año la posada, que recuerda el paso de Camilo José Cela por la localidad ribereña.

 

Deja un comentario

 

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies