El historiador Juan Gabriel Ranera presentó ayer su libro ‘El patrimonio artístico de Pastrana durante la Guerra Civil’

El historiador e investigador pastranero Juan Gabriel Ranera Nadador presentó en la tarde de ayer el libro ‘El patrimonio artístico de Pastrana durante la Guerra Civil’, publicado por Aache Ediciones, en la Sala Multiusos del Centro San José.

Lo prologa Antonio Martínez Ripoll, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Alcalá, y director de la tesis inicial de Ranera, y lo epiloga el ilustre pastranero Ciriaco Morón Arroyo, catedrático emérito de Estudios Hispánicos en la Cornell University (USA).

En la Sala Multiusos del Centro San José, en un acto en el que estuvo acompañado por el editor del libro, Antonio Herrera Casado (Aache Ediciones), el catedrático de Historia del Arte, y prologuista del libro, Antonio Martínez Ripoll, y por el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Latre y al que acudieron más de un centenar de personas.

Durante el acto Juan Gabriel Ranera estuvo acompañado por el cronista oficial de la provincia y editor del libro, Antonio Herrera Casado, y por el propio Antonio Martínez Ripoll; y fue introducido por el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Latre. En su condición de anfitrión del acto, tomó la palabra inicialmente el presidente, para destacar la inquietud cultural del joven escritor en diferentes ámbitos, como el literario y el musical -Ranera también es miembro de la Banda de Música de Pastrana- y también su juventud e interés por el patrimonio, que a buen seguro le conducirán en el futuro a escribir nuevos e interesantes textos sobre la historia de  Pastrana, y por extensión, también de Guadalajara. Latre señaló la calidad en la edición e impresión del libro, cuidada y detallista, y recomendó la lectura del libro, felicitando al autor por su labor. «Necesitamos gente como Juan Gabriel, que conozca nuestro medio rural y que se preocupe por mantener vivas nuestras tradiciones», dijo Latre. En este sentido, el presidente tuvo un cariñoso recuerdo para otro gran amante de las tradiciones y la historia de nuestra provincia, José Ramón López de los Mozos, recientemente fallecido.

No ocultó Martínez Ripoll la admiración que siente por su pupilo. “De donde hay madera, se puede sacar”, subrayó, calificándolo de alumno aplicado e inquieto en el que se vio reflejado como estudiante. “Me pareció que iba a intentar hacer algo original en su trabajo de fin de grado, como así ha sido, después de haber consultado numerosas fuentes”, señaló. No en vano, aquel trabajo es el que posteriormente, y después de añadirle muchas más horas de investigación, se ha acabado convirtiendo en el magnífico ensayo presentado ayer.

El editor del libro, Antonio Herrera Casado informó que el libro es el número cinco de una colección que lleva por título ‘Claves de Historia’: “Va a ser referente de esa colección durante mucho tiempo”. Destacó el cronista el extenso capítulo que Ranera dedica a los tapices de Pastrana, “que es el más trabajado”, incidiendo en su calidad literaria y amplitud de fuentes documentales. “Demuestra que se puede ser historiador y también orfebre de la palabra”, dijo.

Concluidos los prolegómenos, Juan Gabriel Ranera, explicó que, estudiando los tapices y siendo consciente de lo que había sucedido con ellos durante la II República, la Guerra Civil y la Postguerra, percibió el gran potencial investigador que atesoraban ya no solo los paños, sino el resto del patrimonio artístico pastranero, especialmente el religioso, que se conserva en la iglesia-colegiata, partiendo de este periodo histórico del siglo XX. Así, lo que empezó como una curiosidad sobre el paradero y los avatares sufridos por los tapices durante la Guerra, se convirtió en su trabajo de fin de grado, y posteriormente, en un estudio mucho más amplio, un ensayo, “que es el que hoy comparto con ustedes a través de este libro”, explicó ayer el autor.

Juan Gabriel Ranera ha dedicado tres años de trabajo a la búsqueda y recopilación de documentos, al cotejo de imágenes, al seguimiento de objetos, cuadros y tapices. Durante este periodo, el autor ha tenido en cuenta todos los datos, recabados en Pastrana o en cualquier otro lugar, que  pudieran arrojar luz sobre este periodo histórico del siglo XX. Con este fin, ha consultado una docena de archivos pertenecientes a diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, y ha buscado en hemerotecas todas las noticias publicadas por la prensa de la época que pudieran ayudar a esclarecer los hechos. Por último,  Ranera ha recabado decenas de testimonios orales, fuentes directas de lo ocurrido durante la guerra y postguerra en la iglesia-colegiata.

 

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.