Historias japonesas y seteras en el XII Maratón viajero de los cuentos que llegó este sábado a Quer

  • El narrador nipón Yoshi Hioki intercaló sus historias con las que los niños de Quer habían preparado en el colegio y en la biblioteca.

maratoncuentos2015Este pasado fin de semana llegó a Quer el Maratón Viajero de los Cuentos (duodécima edición), que como cada año prologa el Maratón de los Cuentos de Guadalajara. El capitalino va a tener lugar los días 12, 13 y 14 de junio próximos, principalmente en el Palacio del Infantado.

El cuentacuentos setero se representó, como es habitual, en la coqueta plaza de Juan Pablo II, frente a la Iglesia Parroquial de Quer, donde sillas y escenario quedaron localizadas en el balcón sobre la campiña que es el lugar.

Después de ser presentado por el alcalde de Quer, José Ramón Calvo, el narrador japonés Yoshi Hioki condujo la velada. A partir de las 19:30, y cuando ya aflojaba en algo el calor, fue el cuentista nipón el que tomó la palabra, para romper el hielo,  dando pie de esta manera al inicio de las narraciones seteras, que fueron muchas, principalmente de niños. “Además de contar mis historias, también ejercí el papel de dinamizador y presentador en el Maratón Viajero, algo nuevo para mí”, explica el japonés.

“El de Quer fue un gran público, y los niños de Quer son grandes narradores, aunque se tenía que haber animado algún adulto más”, afirma el japonés. El narrador comenzó la velada con una salutación al estilo nipón, “que gustó mucho a la gente, además, por el toque humorístico que le doy”. Yoshi les cantó después a los seteros una canción en japonés, muy sencilla, en la que el público participó con sus gestos.  “Es la música que se escucha en mi país antes de dar paso a los cuentos”, explica.

Hioki intercaló varias historias entre las que iban contando el público, “como una, originaria de China, que explica por qué a los mosquitos les gusta tanto la sangre de los niños”, dice. En el cuento aparecen la golondrina, la serpiente y el sabio, “y entre los cuatro tejen una narración edificante, que además tiene mucho humor”.

Además de historias del sol naciente, hubo alguna más venida de otras culturas, concretamente de las tradiciones inglesa y francesa, contada por una de las madres del colegio y por la abuela de una de las niñas. Hioki terminó su actuación explicando por qué los humanos caminamos sobre los dos pies, enraizando así con el rico acervo cultural de su país.

Yoshi es también pintor. Cuando terminó el instituto, decidió viajar a Barcelona para estudiar Bellas Artes en España. “Esto fue hace 25 años”, explicaba el sábado en Quer. Su gusto por la narración comenzó trabajando como colaborador y conferenciante en talleres sobre arte japonés para el Museo Etnológico de Barcelona. “Allí conocí a Marta Escudero, que es una grandísima narradora, y que estaba haciendo lo mismo que yo, pero con Méjico. Ella fue mi detonante, aunque me considero autodidacta, porque  en Japón hay una gran tradición profesional de narración oral, desde hace más de 300 años. Básicamente son cuentos para adultos  que se cuentan en su propia red de teatros con unas reglas concretas y su sistema de aprendizaje. Admiro mucho esta labor, pero lo mío es más ecléctico, fusionando en mis narraciones parte de  la tradición japonesa”.

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies