NOTICIAS DIOCESANAS Boletín nº 253 (17.feb.2015)

Con el miércoles de ceniza, 18 de febrero, arranca el tiempo de Cuaresma

El miércoles día 18, llamado tradicionalmente “miércoles de ceniza”, las parroquias y comunidades católicas comienzan los cuarenta días de preparación religiosa de la Pascua, fechas culminantes del calendario cristiano. El lema propuesto por el Papa Francisco para la Cuaresma de 2015 es la frase de la Carta del Apóstol Santiago “Fortaleced vuestros corazones”. En el correspondiente mensaje, el Santo Padre hace una llamada a combatir la globalización de la indiferencia, la insolidaridad y el egoísmo mediante la misericordia. Francisco pide que los cristianos y las parroquias sean “islas de misericordia” en medio de las dificultades de la vida y los sufrimientos propios y de los demás.

Por esa línea se enfocan las prácticas y los tres rasgos principales de la espiritualidad del tiempo cuaresmal: el sacrificio, la oración y la caridad. En coherencia, se invita a la mortificación expresada en el ayuno (miércoles de ceniza y viernes santo) y la abstinencia o privación de comer carne en los viernes, a las que acompañan otros tipos de privaciones. También se incrementan los retiros y jornadas de oración y formación, tanto en grupo como individualmente. Por último, es tiempo de ejercicio más generoso de la caridad mediante limosnas y cuantas acciones sirvan para ayudar al prójimo necesitado.

 

18 de febrero: XIX aniversario de la ordenación episcopal de don Atilano

El miércoles 18 de febrero se cumplirán diecinueve años de la ordenación episcopal de monseñor Atilano Rodríguez Martínez, obispo de Sigüenza-Guadalajara desde el 2 de abril de 2011. Don Atilano es asturiano, tiene 68 años, sirvió como sacerdote en las archidiócesis de Oviedo y de Zaragoza. En Salamanca, se licenció en Teología. De 1996 a 2003 fue obispo auxiliar de Oviedo y de 2003 a 2011 obispo de Ciudad Rodrigo. En la CEE, don Atilano es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, que le ha confiado la condición de obispo responsable de Cáritas Española.

 

La CONFER diocesana celebra retiro y asamblea el próximo sábado

Las comunidades de religiosos y religiosas de la Diócesis tiene doble cita el sábado 21. Celebran el retiro de inicio de Cuaresma por la mañana y la correspondiente asamblea anual por la tarde. El marco de la jornada será la Casa de Espiritualidad de la Comunidad Sagrada Familia en Trillo. El retiro espiritual, que ocupará la mañana, será predicado por la secretaria general de Confer Nacional, la hermana Julia García Monge, del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora o Calasancias. En la asamblea, ademas de los puntos característicos, se tratarán algunas actividades enmarcadas en el Año de la Vida Consagrada. Participarán en la jornada tanto don Atilano, el obispo, como el vicario episcopal para la Vida Consagrada.

CONTACTO.- Juan José Gasanz: 667 307 773.

 

Jueves 19: jornada de formación permanente protagonizada por los religiosos

La Cátedra Diocesana de Formación Permanente correspondiente al mes de febrero será el próximo jueves 19. Como es habitual, habrá dos sesiones. Por la mañana, a partir de las 11:30 horas, en la Casa María Madre, será para el presbiterio diocesano; y por la tarde, a las 20 horas, en la Casa Diocesana, también de Guadalajara, para los consagrados y laicos. Su tema será la presentación del Año de la Vida Consagrada 2014-2016 y la ponencia será ofrecida por un equipo de la CONFER Diocesana.

CONTACTO.- Hna. Carmen Martínez: 629 229 740.

 

La Parroquia de Pastrana promueve visitas y peregrinaciones en el Año de Santa Teresa

Desde la condición de “ciudad teresiana” que distingue a la villa de Pastrana, la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción ha lanzado una campaña que combina la celebración del Año Jubilar Teresiano con la visita histórica y turística a la localidad. El equipo que dirige el párroco, Emilio Esteban Esteban, está difundiendo el programa por parroquias, colegios, cofradías y asociaciones culturales de la geografía provincial. La oferta de celebración del jubileo teresiano comprende recorrer los cuatro lugares teresianos de Pastrana, visitar el Museo de Tapices y participar en la misa jubilar. A tal efecto, se ha preparado en la iglesia-colegiata una exposición sobre Santa Teresa titulada “Huellas en un camino de cinco siglos”, entre cuyas piezas destaca un busto relicario de santa Teresa. A su vez, el museo parroquial muestra otras piezas también relacionadas con la santa carmelita. Desde el inicio del Año Teresiano se han multiplicado las visitas de grupos, que reciben acogida y atención del equipo parroquial. Para todo lo atañedero a una posible visita está el portal www.museoparroquialdetapicesdepastrana.com

CONTACTO.- Emilio Esteban: 686 694 255. Parroquia: 949 37 00 27.

 

Mons. Atilano Rodríguez tiene una jornada de trabajo con el Consejo Arciprestal

El jueves día 12, en el obispado de Guadalajara, tuvo lugar el encuentro del segundo trimestre del obispo, mons. Rodríguez Martínez, con el Consejo Arciprestal, que representa a todo el clero diocesano. La jornada, en que también participaron los miembros de Consejo Episcopal, tuvo sesiones de mañana y de tarde. Sirvió para repasar los asuntos palpitantes de la pastoral diocesana y, con especial mirada, la situación de los sacerdotes con cargo pastoral en el año en curso. Con tal mirada se repasaron asuntos como la economía diocesana y del clero, la gestión de cementerios, casa y fincas, el desarrollo del Plan Pastoral 2014-2018 y el estudio sobre las “unidades de acción pastoral” (UdAPs), entre otros.

CONTACTO.- Agustín Bugeda: 646 547 133.

 

Ibercaja firma con el Obispado un convenio de colaboración

La Obra Social de Ibercaja ha renovado un convenio de colaboración con la diócesis de Sigüenza-Guadalajara. Este convenio renueva la colaboración para ayudar a los más necesitados y para actuaciones en parroquias de la provincia de Guadalajara. En la firma, llevada a cabo en la sede del obispado en Guadalajara, estuvieron presentes el presidente de Ibercaja, Amado Franco Lahoz, y el obispo diocesano, Atilano Rodríguez, acompañados por Teresa Fernández, directora de la Obra Social de Ibercaja y el vicario general de la diócesis, Agustín Bugeda.

A lo largo de las dos décadas de convenio con el obispado, gracias a la ayuda de la entidad, se ha intervenido en más de cien parroquias de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara. En esta ocasión, las parroquias que han recibido ayuda para la restauración o mejora de su patrimonio han sido: Alocén, portada de la iglesia y vidrieras (5.000 €), Fuensaviñán, retablos (5.000 €), Bocígano, retablo mayor (2.080 €), Utande, restauración de una talla románica y acondicionamiento de su capilla (2.000 €) y la parroquia de San José de El Coto, en El Casar, para la instalación de vidrieras (2.000 €). En total, han sido 16.080 euros los que la Obra social de la entidad ha entregado para este fin, además de otros 9.000 para fines diversos.

CONTACTO.- Agustín Bugeda, vicario general: 646 547 133.

 

Carta semanal del obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara

TIEMPO DE GRACIA Y SALVACIÓN

La Iglesia, con el signo de la imposición de la ceniza, invita a todos sus hijos a entrar en el tiempo litúrgico de la Cuaresma con el firme propósito de avanzar en la camino de la conversión. Por medio de la meditación asidua de la Palabra de Dios, los cristianos somos convocados a descubrir nuestras incongruencias y pecados en el seguimiento de Jesucristo y en la relación con los hermanos para volver la mente y el corazón a Dios, que viene a mostrarnos su amor y a regalarnos su misericordia.

En este itinerario de conversión hemos de vivir siempre con la convicción de que Dios no nos pedirá nunca nada que no nos haya regalado con anterioridad. La certeza de que Él nos ha amado y nos ama primero nos ayudará siempre a no alejarnos de su voluntad ni de la entrega servicial a los hermanos, cuando la vida nos sonríe y la salud nos acompaña. Para no caer en la indiferencia ante las personas y ante los problemas sociales, hemos de permanecer con el corazón abierto a Dios y a nuestros semejantes.

Los cristianos necesitamos vivir esta experiencia de la cercanía de Dios y de su amor para no dejarnos arrastrar por los criterios culturales del momento, según los cuales Dios y la persona interesan en la medida en que pueden ser utilizados para el propio beneficio. Una vez que la divinidad y el ser humano no interesan para servirse de ellos, pueden ser relegados al olvido como cacharros inútiles hasta que se considere oportuno volver a utilizarlos. Esta forma de pensar y de actuar está llevando a muchos hermanos a despreciar los fundamentos religiosos y las normas éticas para analizar la moralidad de las acciones y para descubrir la bondad o la malicia de las mismas.

Ante la contemplación de esta “globalización de la indiferencia”, fruto del olvido del Dios verdadero y de la creación de nuevos dioses a la medida de cada persona, tendría que preguntarme: ¿Cómo estoy yo, que me confieso católico y, por tanto, seguidor de Jesucristo? ¿Me dejo vencer también por el relativismo y el subjetivismo ambiental en mi relación con Dios y con los hermanos o, por el contrario, la escucha de la Palabra y la respuesta al clamor de los que sufren sigue ofreciendo luz y plenitud de sentido a mi existencia?

Para responder a estos interrogantes, deberíamos hacer un examen de conciencia, siguiendo las reflexiones del papa Francisco sobre el relativismo práctico que, como él mismo indica, puede ser aún más grave que el relativismo doctrinal, porque tiene que ver con las opciones profundas que determinan una forma de vida. “Este relativismo práctico –dirá el Santo Padre- es actuar como si Dios no existiera, decidir como si los pobres no existieran, soñar como si los demás no existieran, trabajar como si quienes no han recibido el anuncio no existieran” (EG n. 80).

Durante este tiempo de gracia y de salvación, que es el tiempo cuaresmal, todos estamos convocados a salir al desierto, a detener el paso y a recuperar la dimensión contemplativa, para descubrir que Dios se interesa por nosotros, nos conoce por nuestro nombre y nos busca cuando nos alejamos de sus enseñanzas para invitarnos a reconstruir la comunión con Él y con los hermanos. En el silencio de nuestra oración, no olvidemos nunca que el amor de Dios hacia cada ser humano le impide ser indiferente a nuestras necesidades y sufrimientos. Acompañados e iluminados por su Palabra, que es Palabra de vida eterna, practiquemos la oración, el ayuno y la limosna en el camino hacia la Pascua.

Con mi bendición, feliz tiempo de Cuaresma.

Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies